Una historia que empezó ya hace 25 años, en la que hemos compartido un saco de experiencias emocionales de entrada y salida
Queremos que sepais, que lo que se lanza desde el escenario es recogido de vuelta por los músicos como el mejor nutriente con el que se pueda seguir caminando.
Y ese es nuestro plan.
Seguir compartiendo con vosotros la mejor de nuestras mercancías que son nuestras canciones, nuestros pequeños tesoros que nacidos de la emoción, la rebeldía, la alegría o el cabreo, nos hacen seguir avanzando en la aventura de la música, que a estas alturas ya del recorrido todavía es un manantial de sorpresas.
El horizonte es avanzar por nuevas sendas con la verdad y la honestidad por bandera, pese a las dificultades que nos puedan plantear los nuevos tiempos de apreturas.
Ante la crisis, creatividad y humildad, sin dejar de hacer las cosas lo mejor que podemos. Ese es el reto que se nos presenta por delante, del que pretendemos salir aún con más fuerza si cabe.
J. Cifuentes, Celtas Cortos